Algunas imágenes de Alicante

martes, 3 de noviembre de 2009

Desde Gioconda Belli


Porque yo amaba de libélulas, con manos de libélula
la boca de libélula ,
- toda yo -
posando como al viento.
Y yo, la misma yo de hace treinta años, me miro en el espejo
y veo los cincuenta marcados a cincel, los labios, la cuenca de los hombros
las manos - tan pequeñas-,
los ojos verdiclaros, mis piernas y no hay poso
en todo mi contorno que no haya vibrado en cada estación.
Y ríe el azogue en toda su angostura esta perversa inclinación
-tan mía –
a ver lo positivo, de esta mujer que habla en menopausias,
que advierte que estas manos clavaron las palabras
y besan otras manos llenando el cuenco de mis hombros
con mil granos de arena y juegan a escondidas las marcas de este vientre
que fue ,
delicia de escalpelo .
Y ahora, en toda madurez, me uno a Gioconda y digo
que no hay placer más puro que amar como mujer con manos de mujer,
la boca de mujer, toda yo mujer madura
posando como al trueno
– libélula al fin -
mi alma al viento.

8 comentarios:

Concha Vidal dijo...

Gracias hasta allende los mares.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Bendigo el día en que te descubrí, como mujer, como poeta y como amiga.

Nadie puede negarte, Concha, ni tan siquiera el silencio.

Mil besos
Marian

Ana Muela Sopeña dijo...

Fantástico poema, Concha.

Es un placer haber llegado hasta tu blog.

Un abrazo fuerte
Ana

Mareas dijo...

No sé por qué, tengo la sensación que dijiste lo que toda mujer ansía decir, no te guardaste nada y leerte fue más que extraordinario, amiga. Mis aplausos a tu obra.

Me presento

Estoy recorriendo blogs literarios extendiendo esta invitación
a distintos poetas:

Soy moderadora del portal literario Mareas del alma: http://mareasdelalma.foroactivo.com

Sería realmente un honor para todos nosotros contar con un
escritor de tu jerarquía dentro de nuestro núcleo, para enriquecernos,
aprender y soñar en un ambiente de amistad y armonía.

Podrás utilizar el espacio para publicitar tu blog con otros poetas
sin otro fin que el de compartir un momento agradable,
que conozcan el fruto de tu inspiración y sentir ese placer de la
compañía de un par que también siente y ama la poesía.

Mil disculpas por la molestia, ojalá pueda encontrarte allí
Un besito para vos y gracias por el tiempo que me has brindado.

Americo Treminio dijo...

Que vibre en todo tu contorno la poesía, latiendo tu corazón al unisono con tus palabras, para que perduren estos hermosos sentimientos que compartes.

Saludos sinceros.

Concha Vidal dijo...

¡ Mi querida Prince¡¡¡ tanto tiempo hace ya de todo que los gatos frben llevar ya medias, los calcetines se les quedaron pequeños.
çBesos siempre, sirenota.

Concha Vidal dijo...

Mi querida Ana, el gustazo es mío por tenerte como visitante.
Abrazos y gracias

Mª José Muñoz dijo...

Ya sabía que eras especial, Concha de mi alma. Ahora estoy más segura si eso puede ser.
Nada puede contigo querida. NADA.

Tu Pepa que te añora desde el destierro